Serbia es un país soberano, constituido en Estado social y democrático de derecho y cuya forma de gobierno es la república parlamentaria. Situado en la península balcánica, en el sureste de Europa, según su constitución limita con Hungría al norte; con Rumania y Bulgaria al este; con Macedonia y Albania al sur; y con Bosnia y Herzegovina, Croacia y Montenegro al oeste. Su capital y ciudad más poblada es Belgrado.

La oferta turística de Serbia se divide entre el turismo urbano, centrado en las grandes ciudades de Belgrado, Novi Sad y Niš, y el relacionado con zonas rurales (sobre todo sus monasterios) y naturaleza (áreas montañosas de Zlatibor, Kopaonik, y Tara). En 2007, visitaron Serbia 2,2 millones de turistas, con un aumento del 15 % respecto a 2006.