Marruecos es un país soberano situado en el Magreb, al norte de África, con costas en el océano Atlántico y el mar Mediterráneo. Se encuentra separado del continente europeo por el estrecho de Gibraltar.

El clima es mediterráneo en las costas y más continental en el interior, con una distribución claramente invernal de las precipitaciones (que oscilan entre 300 y 800 mm y 1000 mm en la región de Tánger-Tetuán)

En Marruecos, la naturaleza está al alcance de todos, con una gran variedad de paisaje, llendo del desierto al valle, pasando por la montaña o el mar. 

Los senderistas de todos los niveles disfrutarán recorriendo las montañas marroquíes. Desde lo alto de las suaves altitudes del Rif y sus acantilados sobre el Mediterráneo, esta región poco frecuentada es pura magia.