Laos es un país sin salida al mar del sureste asiático. Limita con Birmania al noroeste; con China al norte; con Vietnam al este; con Camboya al sur y con Tailandia al oeste.

La cultura y la belleza son los principales encantos de Laos, un país todavía no afectado por el turismo de masa. La mayoría del país está cubierto por impresionantes cordilleras, valles, desfiladeros y una densa selva tropical. Vale la pena explorar las pagodas budistas, la arquitectura de inspiración francesa y descubran la famosa Luang Prabang, una pequeña ciudad del patrimonio de la UNESCO.

Laos es un destino perfecto para los enamorados de la naturaleza, los aventureros y los que buscan unas vacaciones relajantes y una experiencia cultural rica. Podes navegar en crucero por el río Mekong, es una experiencia imprescindible y es ideal para las familias.